Dificultades con el mantenimiento de la página web.

September 28, 2013 on 3:02 pm | In Uncategorized | 1 Comment

Hace más de ocho meses que me resulta imposible actualizar la web www.tercios.org, debido a problemas de carácter técnico que resultaría complejo referir aquí. El servidor es de Yahoo, que no responde a mis correos aunque llevo más de ocho años pagando mensualmente el mantenimiento de la página. Hoy he consegudi oir fin acceder a este blog, inactivo desde hace años, pero con el que al menos puedo llegar a los interesados, que seguís visitando la página en número superior a las 200 visitas diarias.
Mi enfado con el web hosting (Yahoo) es tan considerable que no seguiré ligado a esta empresa más que el tiempo suficiente para recuperar el control de mi página y poderla alojar en otro servidor. Ignoro cuanto tiempo será preciso todavía para proceder a su siguiente actualización, pero quisiera aprovechar estas líneas para aseguraros mi mayor interés en la prosecución de un proyecto en el que ya llevo implicado casi una década.

Temporalmente liberado el acceso al sitio web.

October 27, 2009 on 5:59 pm | In Uncategorized | 8 Comments

Ayer diserté en el curso de introducción a la Historia militar del I.H.C.M., donde se glosó la existencia de la página web asociada a este blog. Al menos temporalmente, no puedo mantener las presentes restricciones de acceso porque éstas no se comentaron y debo evitar que los asistentes que intenten acceder a sus contenidos puedan verse sorprendidos o frustrados. Por lo tanto, he procedido a deshabilitar las restricciones de acceso en los directorios hasta ahora protegidos.
La solución es temporal, pero ya no se volverá a la asignación de claves personalizadas, cuyo cupo es muy limitado y está ya cubierto. En el futuro, habrá que entrar en el blog para poder visualizar el login de acceso universal, pero éste ya sólamente será visitable para usuarios previamente registrados.
En adelante, los únicos que mantendrán claves de acceso personales serán los colaboradores implicados en la consecución de nuestros fines.

conferencia4
En la foto, un momento de mi intervención durante el turno de preguntas. En la pantalla de proyección, al fondo, aparece un fragmento de la biografía de Juan de Urbina publicada en la web. Confío que en breve estará disponible el texto a traves de www.tercios.org / R&D Digital / Cajón de Sastre / La defensa de los dominios españoles de la Casa de Austria, cuya edición he comenzado ya.

Migración.

July 11, 2009 on 6:05 pm | In Uncategorized | 1 Comment

Regreso de una larga estadía en USA y lo primero que advierto es que el blog estaba bloqueado. Aunque aparentemente el aspecto exterior no haya variado, creo que lo hará a partir del 13 del corriente mes de julio. Al menos, eso es lo que creo advertir del mensaje de correo que me daba esa fecha como límite para migrar la información al nuevo formato, que dicen permitirá la inclusión de vídeos. Reconozco que no he tenido tiempo de leer en profundidad las instrucciones, pero al menos he dado los pasos oportunos para evitar la pérdida irreversible de la información almacenada. Quizá se hayan perdido algunas de las respuestas a los mensajes anteriores, porque solo he validado algunas de las posteriores al último, hace ya medio año y tengo la sensación de que debería haberlo hecho con todas. Lo siento, al tomarme la molestia del comprobrar, en algunos casos, que tales mensajes se visualizaban omití validarlos sin advertir que la migración al nuevo formato exigía validarlos a todos; por lo tanto, seran aquellos los que ya no se visualicen a partir del momento en que lel proceso migratorio haya concluído. Al menos, parece ser que el nuevo formato suprimirá el paso previo de las validaciones por el administrador para que vuestros mensajes sean publicados.
En todo caso, tengo que volver a salir de viaje la semana entrante y de momento me es imposible ni actualizar respuestas ni nuevas peticiones de altas, de las que hay un buen número en el buzón de correo electrónico asociado a la página web. Mientras tanto, todos los intresados en visitar las páginas protegidas de www.tercios.org pueden utilizar el siguiente login de acceso temporal:
Username (usuario): interesado
Password (contraseña): 4001
El login temporal tiene la función de dar rápido accedo a las peticiones de altas; aunque el nombre de usuario es siempre el mismo, la contraseña suelo cambiarla cuando procedo a dar de alta nuevos lotes de claves permanentes, lo que no será posible hasta mi regreso a finales de julio.
Obviamente, mi dedicación a la página ha sufrido una importante paralización, pero no así mis investigaciones; tan pronto me sea posible redactarlas enriquecerán la página. Lo que ciertamente lamento es el largo tiempo dedicado a perseguir el posible entronque entre el tercio de Alonso de Cáceres, que luchó en San Quintín, con el Tercio de Francia (1562-63), que asistió a los católicos franceses en la batalla de Dreux (1562) y posteriormente acudió al socorro de Orán (1563). Lo que he podido documentar es que de éste tercio procede el que luego se llamó Cerdeña, del Maestre de campo Bracamonte; sin embargo, el de Cáceres fue reformado en Flandes en 1561.

Sorprendente aviso.

January 31, 2009 on 10:22 am | In Uncategorized | 2 Comments

Acabo de recibir un aviso, ciertamente sorprendente, quizá generado automáticamente. Me informa de que una clave de acceso ha sido dada de baja por haber entrado desde 4 URL diferentes. Lo que sí recuerdo de aquel endiablado y laberíntico proceso —originario del blog— es que tuve que definir el número de visitas autorizables por usuario desde URL,s distintas. Aunque recomendaban una o dos, recuerdo haber prefijado 3, aun desconociendo las consecuencias. Ignoro quien sea el afectado —a quien el aviso identificaba por el nombre de usuario (que se acercan ya a 200)— o si haya podido haber otros casos inadvertidos anteriormente, pero eso no obstará para que puedan recibir una nueva clave ya que la anterior parece que no podrá ser reutilizada.
He procedido a una nueva actualización de altas. Como en casos anteriores, os ruego que escribáis si algo no funciona. Insisto en que las contraseñas he de teclearlas dos veces y, en ambos casos, sin poder ver lo que escribo dado que los dígitos se transforman en asteriscos. Aprovechando el trabajo en el archivo de claves, he cambiado también la contraseña del usuario interesado, generalista temporal para que puedan visitar la página quienes no deseen inscribirse como usuarios para involucrarse en el proyecto. Sin embargo, habrán de solicitarla por correo electrónico.
Saludos.

Ciega muerte!

January 8, 2009 on 8:47 am | In Uncategorized | No Comments

Calderón, don Pedro Luis, se rebelaba contra la muerte en aquellas inolvidables estrofas «Ira, rabia, dolor fuerte / ciega muerte, fuera muerte…». Mi mujer no cesaba de repetir ayer «qué injusticia!, qué injusticia!». No por menos prevista, la muerte de Dionisio Alvarez Cueto, dejó de helarnos la sangre en un dia ya inusitadamente gélido. Me avisaron tarde, ayer por la mañana, sin tiempo de acercarme al tanatorio, pero asistí a su cremación, con un grupo de viejos “dragones”, entre ellos, Miguel Angel Martín, con quien editó su último libro. Dionisio tenía 44 años y una prometedora vida por delante, pero un cáncer la fulminó en tres meses. Apasionado por la unifomología desde la tierna infancia, publicó con Luis Reyes, su gran amigo y colaborador durante años, aquella deliciosa y hoy rara serie de láminas apaisadas, donde firmaba D. Cueto, antes de que la tecnología y la edición gráfica, que llegó a dominar con insuperable maestría, le permitieran unas nuevas posibilidades expresivas que le llevaron al pináculo profesional. En R&D publiqué numerosas ilustraciones suyas, muchas de las cuales fueron portadas habituales en la revista. Nos deja una obra, un legado irrepetible e inolvidable, pero también a una viuda, hijos, hermanos y padres desconsolados; sin contar con la legión de amigos, no menos afligidos pese a la ausencia de parentesco. A todos, mi más sincero y condolido pesar.

Feliz año a todos!

January 6, 2009 on 8:29 pm | In Uncategorized | 2 Comments

Se acabaron las vacaciones navideñas, ajetredeadas en mi caso dado que voy quedándome solo por estos fríos madriles. La familia está cada vez mas repartida por el ancho mundo (Boston, Londres, Lisboa, Bruselas, Málaga) y los viajes y desplazamientos se acumulan. Contando a vuela pluma y mentalmente los viajes del año pasado, recordaba haber visitado casi 40 ciudades en Italia, Benelux, Alemania, Francia, Grecia, Montenegro, etc. y eso que este año no he cruzado el charco. Tan frecuentes desplazamientos condicionan mi dedicación a la web (www.tercios.org), pero también la enriquecen. Por ejemplo, dentro de esos viajes, muchos lugares guardan una importante vinculación histórica con los tercios: Bruselas, Amberes, Gante, Amsterdam, Bonn, Tunez, Mehdia, Kairouan, Monastir, Susah, Hammamet, Marsella, Villefranche, Niza, Genova, Roma, Napoles, Palermo, Cefalú, Messina, Taormina, Malta y Herceg-Novi (en menor medida, Dubrovnik, la antigua Ragusa, o Kotor, la antigua Cattaro, cuyas imponentes fortificaciones explican como pudo mantenerse veneciana rodeada de turcos; mismo caso, por cierto, que Corfú). Como suelo filmar profusamente los lugares históricos que visito, debo resolver la forma de incorporar esos vídeos a la página. Aunque implique dedicarle un tiempo que por ahora no dispongo, quede como propósito de aÑo nuevo. Veremos en qué queda!
Lo bueno de implicaros más en los logros de la página es que ésta pueda seguir creciendo pese a mis frecuentes ausencias, muchas de ellas justificadas por las visitas a mis hijos. Por ejemplo, el viaje a Túnez se preparó para estar con nuestro único vástago varón, que a la sazón hacía unos trabajos en la isla de Djerba. Como estas cosas tardan algún tiempo en prepararse, cuando nos pusimos en marcha ya le habían enviado a Georgia, de donde tuvo que salir por piernas (mejor dicho en taxi), cuando los rusos comenzaron a bombardear Poti. No nos quedamos tranquilos hasta que logró cruzó la frontera turca y, desde allí, en autobús, alcanzar Trebisonda, a 200 Km. del puesto fronterizo, el aeropuerto más próximo. Luego le enviaron a Islandia y, cuando las cosas se calmaron en Georgia, tuvo que regresar a Poti para terminar lo que había dejado inconcluso. Mi hija pequeña anda de profesora itinerante por Andalucía, pero gracias a sus visitas, y siempre el año último, he conocido lugares a donde mi inclinación dudo que me hubiera llevado nunca: Olivares y San Lucar la Mayor, señoríos del Conde Duque (cuya cripta familiar en la iglesia de Olivares, tuvieron la gentileza de franquearme), o los pueblos alpujarreños, otrora de moriscos sublevados, de Órgiva, Cáñar, Soportújar, etc.
He de agradecer los trabajos remitidos por Carlos Valenzuela y Juan Miguel Serrano, que ya he comenzado a editar, asi como la aguda corrección a un viejo texto de Pavel Hrncirik, estudioso concienzudo de nuestros tercios desde la antigua Bohemia, que gracias a un plano inédito publicado en R&D, descubrió que uno de los cuadros de Snayers que conserva el Prado, representa la batalla de Honnecourt (1642) y no el asedio de Bolduque (1629), como venía aceptándose. Yo no he podido hacer prácticamente nada, aunque quiero preparar sendas biografías de los maestres de campo Francisco Zapata (Flandes), Antonio Arias Sotelo (Italia) y Mateo de Otáñez (ésta para satisfacer una curiosidad de Carlos Valenzuela); por supuesto, tengo que ultimar la de Francisco Sarmiento (que comencé a redactar tras regesar de las bocas del Cátaro), pero también quiero abordar pequeñas biografías de los capitanes del Tercio de Cerdeña, una investigación crecientemente interesante que está reportando jugos insospechados, lo que implica dedicarle tiempo. En fin, a petición de un lector, tengo que confeccionar también el cuadro de los tercios que sirvieron en Galicia, de manera que “curro” no va a faltarme.
Acabo de dar de alta todas las peticiones de claves de acceso que han tenido entrada desde el comienzo de las fiestas. Si alguna no funciona decídmelo, porque me he dado una buena paliza y quizá haya cometido algún error. De todas formas, la experiencia me ha demostrado que este trabajo es mejor hacerlo de tiempo en tiempo por lo que, desde ahora mismo, las claves se irán asignado semanalmente.
Como hay que ir perdiéndole el respeto a estas cosas, voy a intentar colgar una foto de alguno de los viajes referidos, para ver que tal queda. (estoy frente al museo histórico de Colonia, algo apartado de la catedral, pero cuyas agujas dominan toda la ciudad).
Saludos y hasta pronto.
Juan L. Sánchez

Claves de acceso:

December 4, 2008 on 7:41 am | In Uncategorized | No Comments

Por fin anoche, tras un detenido estudio de los manuales, logré resolver los problemas de acceso planteados por las claves. Contrariamente a lo que parecía intuitivo —y la razón demandaba— la habilitación de éstas al sitio completo no facilitaba el acceso, siendo preciso asignarlas una por una a cada uno de los directorios protegidos. Pese a haber leído esto anteriormente, no creí que fuera preciso el trabajo y que el acceso al «entire site» obviaría el paso, pero no había posibilidad de atajar. Esta última función servía a otros propósitos diferentes, aunque muy interesantes para el futuro desarrollo de las colaboraciones.
Recordad que las claves han de teclearse exclusivamente en minúsculas y la contraseña con el panel numérico (derecha del teclado); si utilizáis el de la izquierda, aseguraros de que esté desactivada la función de mayúsculas.
A modo de resumen, recuerdo que la obtención de claves de acceso está reservada exclusivamente a aquellas personas que se comprometan a colaborar en el desarrollo del proyecto y su petición debe ajustarse a las indicaciones del botón “Noticias sobre el sitio”, en la página principal de www.tercios.org. A todos aquellos que la soliciten sin ajustarse a lo prescrito, se le enviará una clave de acceso no personalizada, de duración temporal.

Nuevas peticiones de ayuda.

December 3, 2008 on 12:34 pm | In Uncategorized | 2 Comments

Monto el circo de las restricciones de acceso, con el problema adicional del blog asociado, para haceros patente la necesidad que tengo de vuestra cooperación para lograr que esta página llegue a puerto en buena hora, me crecen los enanos (problemas) y tampoco cesan las peticiones de ayuda. He aquí las últimas recibidas:

1).—Quisiera obtener alguna información acerca del capitán Juan de Rivas, el cual es mencionado en una ejecutoria de hidalguía de mi familia del año 1791 en tanto que antepasado directo del solicitante don Salvador de las Rivas. Muchas gracias por adelantado, Arturo Rodríguez (1 de diciembre)

2).—Soy licenciado en Historia y estoy realizando un trabajo de investigación sobre la Guerra de Sucesión en Elda y alrdedores. Sigo la pista del V Conde de Elda (Francisco Coloma Pujades y Borja) y de otro militar destacado, Felipe de Valera, ambos del bando austracista. Mi consulta es saber si usted dispone de información sobre la Guerra de Sucesión en esta zona, ya que me han dado muy buenas referencias de usted. Sería de gran ayuda cualquier dato que me pudiera aportar. Muchas gracias. Atentamente, Israel. (16 de noviembre).

3).—Soy autor de un libro sobre Gaspar de la Torre y Ayala que nació en Flandes y fue Gobernador de Filipinas de 1739 a 1745. Me gustaría saber si tienen datos sobre él. Gracias. Atentamente, Vicente Rodríguez (12 de noviembre)

No se si alguna más quedará todavía atrapada en ese insondable pozo en el que acabó convirtiéndose la antigua dirección de correo electrónico asociada la página web, aunque no lo creo. Siempre he dedicado tiempo a este tipo de cuestiones, siendo así que no creo que nadie pueda afirmar que recibiera la callada por respuesta ante una petición de ayuda, por supuesto coherente con los temas históricos que tratamos. Naturalmente, lo que ha constituído un rasgo o norma de conducta en el pasado no va a cambiar en el futuro, aunque espero que, al publicarlas, otros colegas —es decir, los asociados a la página— puedan colaborar también en las respuestas a las cuestiones planteadas. En fin, a los peticionarios solo me resta solicitarles algo de paciencia, aunque también quisiera hacerles una petición. En adelante, sugiero que las consultas, a su vez, aporten algo de información. Por ejemplo, y sin que constituya ni crítica ni reproche, el autor del libro sobre Gaspar de la Torre podría habernos hecho una síntesis biográfica del personaje, sobre el que supongo que debe poseer abundante información, y ser más conciso en apuntar sobre qué pasajes de su vida o carrera precisaría información específica.

Problemas con las claves de acceso.

December 1, 2008 on 11:46 am | In Uncategorized | 1 Comment

No era suficiente dar de alta los nombres de usuarios y sus respectivas contraseñas. Faltaba un paso más, definir a cuáles de los subdirectorios protegidos tendrían acceso. Resuelto el caso, confío que ya funcionen las claves de acceso suministradas a los primeros usuarios. Por favor, escribid de nuevo si no fuera así. Puede que todo el proceso lleve más tiempo y entrañe más dificultades de las inicialmente previstas, pero es preciso. Hay mucho curioso en la Red y esa no es mi población objetivo. Desde que puse en marcha las restricciones de acceso, el pasado dia 25, las visitas diarias han caído entre 1/3 y 1/4, siempre por debajo de las 300. Con cincuenta pueden ser suficientes, siempre que sean más interactivas.
En cuanto a tu iniciativa, Juan Miguel, de resucitar aquel viejo proyecto del catálogo iconografico, no creo que sea viable. No olvides que no se trata sólamente de colaborar, sino que para ver los resultados en la red alguien tiene que subirlos y ése soy yo, que tengo mi tiempo muy ajustado y volcado a mis propias investigaciones. Por otra parte, ahora hay tanta facilidad de acceso a fuentes iconográficas, tanto en la Red como específicamente en nuestra página, que francamente no acabo de ver su utilidad. Sin embargo, quizá abra un nuevo botón, que bien pudiera llamarse “Iconografía de los Tercios” para dar a conocer materiales inéditos que pudieran reproducirse a gran tamaño. Tengo que ver como podría hacerse, pero eso me atrae más.

Orígenes y justificación del “giro copernicano”

November 28, 2008 on 11:04 am | In Uncategorized | 4 Comments

Carlos Valenzuela participa a menudo en el foro de «El gran Capitán», donde el pasado 4 de noviembre escribía lo que sigue:
«Si uno mira la página de J.L.Sánchez tercios.org, da la fecha de creación de este Tercio [Cerdeña] en 1564. Para los otros ["Gemelos" de Sicilia, Lombardía y Nápoles] da la fecha de creación de 1567, que al fin y al cabo, es cuando los cuatro marcharon a los Países Bajos, con las banderas sacadas [me parece que si no pasaron del 90% los efectivos que de esas unidades italianas marcharon a Flandes para ser sustituidos por los bisoños que para tal efecto habían sido reclutados en la península, poco le faltará].»
En realidad, a ninguno de ellos les faltaba ni poco ni nada, eran exactamente los mismos que estaban alojados en Cerdeña, Sicilia, Lombardía y Nápoles. Todo esto queda más claro en la página dedicada a la Infª española en Italia, cuya construcción / actualización es más reciente, mientras que la relativa a la Infantería española de Flandes fue la primera que creé el para el sitio “tercios.org” en enero de 2004. Aunque abordaré la necesaria elucidación histórica en otro post, quisiera añadir que, al escribir aquello y sin él saberlo, fue uno de los agentes causales de la nueva orientación que, irreversiblemente, quiero dar a mi página. Lo primero que pensé fue que si hubiera advertido esa contradicción (una afirmación en un lugar y otra distinta en otro) y me la hubiera notificado, habría podido corregirla; por eso, mi primera demanda de ayuda se concretaba en delatar errores en las páginas ya publicadas (por ejemplo, páginas incompletas, que contengan errores léxicos u ortográficos, carencias de enlaces a personajes cuyas biografías se ha incorporado posteriormente, etc). Hay otras con otro tipo de errores que no es creíble que hayan pasado inadvertidos, aunque nadie los haya delatado. Por ejemplo, la de Juan del Águila —leída más de 6.000 veces— contiene uno garrafal que torna evidente la simple, pero atenta, lectura del texto. No es el único en esa biografía y alguno guarda relación con el Tercio de Cerdeña al que alude Carlos en la cita, curiosamente la primera unidad en que sirvó el abulense y no, como dije en su dia, el Tercio de Sicilia; afirmación basada en el testimonio de un testigo ocular por lo que desmontarla me obliga primero a examinar la consistencia de otros asertos contenidos en el mismo documento, algo que lleva su tiempo.
Dado lo específico de mis investigaciones, agravado por el hecho de que su temática ha sido objeto de numerosas incursiones, por lo común tan volátiles como poco rigurosas o documentadas, ¿no será quimera el que pueda esperar aportaciones relevantes de terceros? Desde luego, si no lo intento; por lo tanto, debo persuadir a quienes participen de mi interés por esta parcela del saber histórico que para acceder a la información hay que brindarla también, principio de reciprocidad que encierra el «do ut des» al que me he referido ya. Sin que fuera consciente de ello, Carlos me abrió los ojos a la necesidad de dar este paso, pero no fue el único. No suelo prodigarme en los foros, donde por lo común se topa con más paja que trigo, pero entrando en uno, alguien que agradecía una crítica con gran altura de prosa, me espetaba a modo de sutil desquite: «haces una enciclopedia para la cual una vida no da suficiente tiempo». No le faltaba razón. Todo trabajo enciclopédico, desde el primero de D’Alembert, ha sido siempre fruto de un esfuerzo compartido y asumido en equipo. He formado equipos desde 1986 para hacer posibles aventuras intelectuales como “Researchs in the Lace Wars”, “Dragona” y “Researching & Dragona” y conseguiré hacerlo también para que “La época de los Tercios” alcance los fines para los que nació, aunque curiosamente sus impulsores fueran los primeros en abandonar el barco.

Next Page »

Powered by WordPress with Pool theme design by Borja Fernandez.
Entries and comments feeds. Valid XHTML and CSS. ^Top^